Innergy Wellness Studio

Menos dolor de espalda con un “CORE” saludable

La cadera y la columna vertebral se mantienen erguidos, en equilibrio y estables gracias a una serie de músculos y articulaciones que, aunque tengan diferentes funciones por separado, en conjunto se denominan «core» y funcionan como un todo. En esta zona del centro del cuerpo están el diafragma, el psoas-ilíaco, el suelo pélvico, el transverso abdominal, los oblicuos, el glúteo y la zona lumbar. Todos ellos se deben fortalecer y activar para que la espalda no sufra.


Un core abdominal débil se asocia a dolores de espalda, hernias discales, incontinencias urinarias y prolapsos, entre otros problemas. Si logramos aprender a activar esa musculatura de forma voluntaria, hacer que sea funcional y fortalecerla lograremos tener un “cinturón protector y estabilizador” natural, que nos ayudará a prevenir lesiones y descompensaciones como la cifosis o hipercifosis.
Si el músculo abdominal o el glúteo no hacen su función y el psoas-ilíaco se va para adelante se produce una anteversión de cadera. Una rotación que provoca que se giren la cuarta y quinta vértebras lumbares, se inclinan hacia atrás y viene el dolor lumbar y la ciática, porque de ahí sale el nervio ciático.

Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano puede ocurrir cuando tendones inflamados, u otra afectación, comprimen el nervio mediano. A menudo resulta de una combinación de factores.

Leer Más >>